AUTO MASAJE FACIAL KOBIDO PARA NOVIAS

AUTO MASAJE FACIAL KOBIDO PARA NOVIAS

Este masaje es el tratamiento natural más efectivo para mejorar la condición de la piel y minimizar el proceso de envejecimiento. El resultado es una piel firme, tersa, brillante, luminosa y fresca, en un rostro sereno y radiante.

En este #livetalks practicamos el lifting facial japones,  un masaje facial para frenarle el paso a las arrugas y a la flacidez. Lo mejor de todo es que lo puedes practicar a diario en casa porque es súper fácil. El Automasaje facial Kobido, reduce el impacto del envejecimiento. Toma nota de algunos de sus benefícios:

  • Recupera hidratación y luminosidad.

  • Reduce la flacidez y redefine el óvalo facial.

  • Eleva pómulos y párpados.

  • Recupera el tono muscular.

  • Previene arrugas y manchas.

  • Activa la regeneración celular.

  • Elimina toxinas.

  • Es antiestrés, libera tensión muscular y alivía cefaleas.

  • Liberación mental.

  • Equilibra la energía vital o Chi.

Si aplicamos correctamente el masaje Kobido notaremos cambios muy pronto

TRATAMIENTO PRE BODA: AUTOMASAJE FACIAL KOBIDO ANTIARRUGAS y REAFIRMANTE Subtitulado

Kobido significa «antiguo camino de la belleza»

Es un procedimiento Neuro-sensorial, que se realiza en el rostro de forma natural, con productos ecológicos y naturales, conjuntamente con aromaterapia.

Con el Lifting Japonés se da forma al óvalo facial, levantando los tejidos. Gracias a la estimulación de puntos energéticos, cuya acción mejora también el estado de salud físico y mental se logran los siguientes resultados: Atenúa las arrugas, reduce las líneas de expresión, reduce la flacidez de la piel, oxigena los tejidos, aporta luminosidad en el rostro, incrementa la circulación sanguínea, se elimina células muertas.

Cuenta una leyenda muy peculiar. Se dice que los antiguos samuráis al volver de sus batallas realizaban esta práctica para no perder los rasgos de sus rostros, logrando así relajar la piel y destensarla para una mejor regeneración durante la noche. Este lifting facial japonés es bastante popular en su tierra de origen.

Rápidamente este procedimiento fue llevado a las emperatrices. Contando que les ayudaba mantener la belleza con el paso del tiempo y, consiguiendo así, evitar imperfecciones de la piel en el rostro. Yo lo he probado y, ¡realmente funciona!

Te explico los 10 pasos básicos:

  • Paso 1: Hidratamos la piel adecuadamente.
  • Paso 2: zona del cuello y clavícula.
  • Paso 3: trabajamos la zona de la papada.
  • Paso 4: el contorno de la mandíbula.
  • Paso 5: labios y pómulos.
  • Paso 6: zona del surco y alrededor de los ojos.
  • Paso 7: mejoramos la micro circulación alrededor de los ojos.
  • Paso 8: trabajamos el entrecejo y la frente.
  • Paso 9: «planchamos las arrugas»
  • Paso 10: finalizamos el masaje oxigenando nuestra piel.
Masaje kobido dura 70 ó 90 minutos aproximadamente, siempre integrando productos de alta cosmética natural japonesa especialmente desarrollados para este masaje que potenciarán aún más sus efectos.

El masaje Kobido combina técnicas de masaje facial, drenaje linfático, digitopresión y shiatsu; todas tratadas desde la tradición médica y el pensamiento Oriental, los resultados son visibles desde la primera sesión.

Con un tratamiento continuado en el tiempo, esta terapia consigue atenuar las arrugas, la flacidez y mejorar la textura general de la piel, además de mitigar el acné, disimular manchas de pigmentación y erradicar las migrañas.

No trata únicamente la capa superior de la epidermis como lo hacen los masajes occidentales, ésta técnica terapéutica estimula los nervios faciales alcanzando las células de la piel, beneficiando y aumentando la circulación sanguínea, distribuyendo nutrientes y eliminando toxinas e impurezas.
Share:
Almudena Persa · El maquillaje de la novia ·

Estoy segura de que tanto el maquillaje como la peluquería dan sentido, armonizan y logran la verdadera belleza de cada novia. ​Ayudo a novias en destino de alma moderna, bohemia y chic que se casan en España, a que se sientan poderosas, se vean bellas y deslumbrantes sin transformaciones radicales ni forzadas.